Gomins: Blog

Archive for Adolescentes

Cómo jugamos dice mucho de nosotros: El test de Bartle para Gamers

Por Marta Reiz

La forma en que nuestros hijos se comportan en los juegos refleja cómo actúan en la vida real. Seguro que has visto niños que están más motivados por ganar que por compartir un momento agradable con sus amigos, niños que prefieren jugar solos y otros que quieren jugar en grupo. Todas las versiones son buenas, pero si quieres saber más te interesará conocer la tipología de jugadores del Dr. Richard Bartle [1]. Así, podrás conocer cómo aproximarte a él/ella si sabes lo que le motiva de verdad.

Bartle propuso uno de los modelos de segmentación de jugadores más importantes y es ampliamente utilizado. El autor estudió el fenómeno de los tipos de jugadores descubriendo cuatro personalidades: Socializers (Sociables), Explorers (Exploradores), Killers (Ambiciosos) y Achievers (Triunfadores). Esta clasificación se representa a través de la matriz SEKA:

tipos jugadores Bartle

Matriz SEKA: Tipos de jugadores

¿Qué les caracteriza?

Ambiciosos: en el mundo del juego, los killers pueden dañar las creaciones de otras persona y obtener placer cuando otros pierden. No obstante, en el mundo real son personas arriesgadas y perseverantes, y suelen tener una mentalidad abierta que les permite ejercer una influencia positiva en los demás.

Triunfadores: Lo que más les motiva es ganar premios, medallas, reconocimiento. Su ideal de éxito es ser los primeros en terminar algo, o ser los únicos que ganan un trofeo o premio. En clase, lo que más les preocupa son las notas, ya que es su forma de medir lo que han sido capaces de conseguir.

Sociables: Motivados por conseguir relaciones sociales valiosas. Utilizan los juegos como medio para interaccionar con los demás. Miden su progreso mediante el número de amigos o seguidores que tienen.

Exploradores: Les encanta descubrir y rastrear en busca de sorpresas. Les gusta acumular conocimiento y enseñar a otros. Son buenos encontrando reglas mnemónicas y trucos para recordar cosas.

Recuerda que esto es una clasificación abierta, y que los perfiles pueden solaparse. Estos perfiles están presentes en la población siguiendo esta distribución: Sociables (80%), Exploradores (50%), Triunfadores (40%) y Ambiciosos (20%).

¿En cuál de estas categorías ves más representado a tus hijos?

¿Quieres saber cuál es tu personalidad gamer? Descúbrelo haciendo el test.

[1]: Puedes leer el estudio completo del Dr. Bartle en el siguiente enlace: Leer el documento

Posted in: Adolescentes, Blog de Gomins

Leave a Comment (0) →

Adolescencia: ¿Por qué esta etapa es tan difícil?

Por Aroa Caminero

Que la adolescencia es la edad del pavo es un tópico, pero lo que sí es un hecho es que la adolescencia es un periodo más difícil que el resto de etapas vitales en el que suele haber más problemas que en otras edades.

Aunque la regla general es que la mayoría de los adolescentes termina desarrollándose adecuadamente y se convierten en adultos bien integrados en la sociedad, la evidencia científica ha demostrado que durante esta etapa aumentan significativamente los conflictos con los padres, la INESTABILIDAD EMOCIONAL y las conductas de riesgo.

2014-09-2-Life-of-Pix-free-stock-photos-girl-sunset-cape-cod-julien-sister1

¿Por qué ocurre esto?

Existen algunos factores neurobiológicos que explican porque ocurre esto durante la adolescencia:

  • La corteza prefrontal del cerebro (la que se sitúa justo donde tenemos la frente), es la encargada –entre otras cosas- de: controlar los impulsos, planificar y anticipar el futuro, tomar decisiones y de regular nuestras conductas y nuestras emociones. Los estudios científicos realizados con resonancia magnética han demostrado que la corteza prefrontal no termina de desarrollarse hasta la adultez temprana, por eso es normal que en la adolescencia, las funciones que dependen de ella estén limitadas. La maduración de este circuito depende de la edad y del aprendizaje del adolescente, de modo que es a partir de los 16-18 años cuando las capacidades cognitivas ya son iguales a la de los adultos.
  • Además de lo anterior, durante la adolescencia, el circuito cerebral socioemocional que está relacionado con las emociones, los impulsos, la motivación y las recompensas, se encuentra sobreexcitado porque está influido directamente por la mayor producción hormonal que se produce durante la pubertad. Esto provoca que durante esta etapa haya un exceso de emotividad, de impulsividad, de búsqueda de sensaciones, de novedades y de gratificaciones inmediatas.
  • El desequilibrio existente entre la mayor activación del circuito afectivo y la maduración más lenta de la corteza prefrontal, provoca un “hambre de sensaciones” y una mayor intensidad emocional que no están lo suficientemente controlados.

Por otro lado, existen variables ambientales que también influyen sobre la mayor problemática adolescente:

  • Las mejoras socioeconómicas, en la alimentación y sobre todo, en sanidad, han conseguido adelantar la maduración hormonal (no así la cognitiva) y esto provoca que los jóvenes tengan menos cantidad y calidad de experiencias previas antes de la adolescencia;
  • La pubertad precoz hace que desde más jóvenes ya estén siendo influenciados por el grupo de iguales en su conducta, valores, intereses, etc. (que está integrado a su vez por chavales con menos experiencias previas);
  • Cambios en la estructura de las familias: debido por ejemplo, a cuestiones económicas muchos padres trabajan más y pueden supervisarles menos;
  • Nuevas tecnologías de la información: permiten difundir las ideas, valores e intereses de los adolescentes de un modo más rápido y globalizado;
  • Aumento del poder adquisitivo de los adolescentes: a pesar de la crisis, muchos adolescentes tienen más acceso que antes a ofertas de ocio que pueden ser perjudiciales, etc.

¿Qué podemos hacer para disminuir la problemática adolescente?

No existe evidencia científica de que la intervención psicológica con los adolescentes cambie los circuitos cerebrales y el grado de maduración cerebral. Sin embargo, la intervención psicológica sí influye directamente en una modificación del ambiente que rodea a los adolescentes y en un aprendizaje de habilidades y estrategias socioemocionales que favorecen la estabilidad emocional en esta etapa.

Por ello, la adolescencia es una etapa ideal para aprender a mejorar el autocontrol conductual y emocional, la racionalidad, el autoestima y la seguridad personal, las relaciones sociales, etc. con el objetivo de que los chavales tengan las herramientas necesarias para enfrentarse con mayor facilidad a esta etapa vital.

Posted in: Adolescentes, Blog de Gomins, Inteligencia Emocional

Leave a Comment (0) →