Gomins: Blog

Posts etiquetados como autonomía

Felicidad y autoestima casi siempre van de la mano

Felicidad y autoestima casi siempre van de la mano

Por Sandra Méndez

Freud llegó a definir expresamente la depresión o melancolía como la pérdida de la autoestima (1914). Los hallazgos científicos nos dicen que la baja autoestima y la depresión son viejas amigas, especialmente cuando hablamos de población infantil (Leiternberg et al., 1986).

Felicidad y autoestimaAunque no está muy claro qué va antes, si el huevo o la gallina, lo cierto es que están relacionadas: a mayor depresión menor autoestima y mayor ansiedad.

Cuando les preguntamos a los padres qué es lo que más desean para sus hijos nos damos cuenta de que la unanimidad es aplastante: queremos que nuestro hijo sea feliz por encima de todo. La autoestima ayuda a los niños en edad escolar a mantener una identidad equilibrada. Como dice Silvia Álava, en los primeros años de vida el concepto que el niño tiene de sí mismo depende del que tienen los demás de él. Investigadores de la Universidad de Washington afirman que la autoestima del niño empieza a conformarse a partir de los 5 años de vida y ésta funciona como base para la vida, siendo relativamente estable en el tiempo.

Si observas que tu hijo apenas tiene interés o ilusión por las cosas, si busca cualquier artimaña para no hacer los deberes porque piensa que no va a ser capaz de hacerlos, si le cuesta mucho hablar en público o tomar decisiones, puede que la visión que tenga tu hijo de sí mismo sea muy pobre.

La buena noticia es que la autoestima puede trabajarse desde edades muy tempranas. En Gomins® te enseñamos cómo fomentarla con divertidas actividades para realizar en familia durante 18 días. Tenemos una misión dedicada exclusivamente a ello: Verme bien para sentirme mejor, para niños a partir de 6 años de edad.

Felicidad y autoestima 2

Si quieres que tu hijo sea feliz hay algo que puedes empezar a hacer desde hoy mismo. Te damos las 5 claves para potenciar su autoestima. Ayúdale a:

  1. Conocerse. Es el primer paso para quererse a sí mismo.
  2. Ver sus puntos fuertes y valorar sus logros. Felicítale cuando haga algo bien, serás el mejor ejemplo.
  3. Aceptar sus errores. No podemos ser perfectos. Deja que se enfrente a pequeños retos. Es una buena forma de aprender.
  4. Tomar sus propias decisiones. No le sobreprotejas. Dale libertad para poner en marcha sus propios recursos.
  5. Reírse de sí mismo. No hay nada como utilizar el humor con uno mismo.

Si lo que buscas es que tu hijo aprenda a valerse por sí mismo y adquiera competencias emocionales y sociales con las que poder regular su conducta y sus emociones, ¡descárgate Gomins®! Nosotros te ayudamos a mantener y generalizar los resultados para que tu hijo siga siendo feliz en las diferentes etapas de su vida. De eso se trata, ¿no…?

Publicado en: Blog de Gomins, Familia

Deja un comentario (0) →

Lucía y sus interminables deberes. Parte III: Las claves del éxito

Lucía y sus interminables deberes. Parte III: Las claves del éxito

Por Sandra Méndez

Teresa aprendió a manejar la situación cambiando ciertos hábitos que venía haciendo tiempo atrás con Lucía y con ella misma. Las claves del éxito fueron:

  1. El refuerzo positivo. Cada pequeño paso conduce al siguiente.

child-476507_640

Teresa pasó de centrarse en lo que Lucía no hacía a felicitarla por las cosas que sí era capaz de hacer, por pequeñas que pudieran ser.

Lucía comenzó a mostrar más colaboración por su parte. Ya no se olvidaba los libros como solía hacer y a veces apuntaba en el calendario de la nevera las fechas de los controles de clase. Conseguía estar sentada haciendo los ejercicios más de 20 minutos seguidos y cuando tenía alguna duda pedía ayuda, no lo dejaba en blanco como antes. ¡Grandes pasos teniendo en cuenta la situación de Lucía en un principio!

Teresa utilizaba fundamentalmente los elogios y las muestras de cariño, como un abrazo o un beso y en cierta ocasión, cuando Lucía hacía un gran esfuerzo por su parte, aprovechaban para ir a cenar todos juntos a su restaurante preferido.

  1. Entender los deberes como algo más que deberes.

child-542038_640

Teresa llegó a verlos como una oportunidad para enseñar a Lucía lo que es valerse por sí misma. Y como tal lo aprovechó. Dejó de estar encima controlándola cada vez que se ponía a estudiar y empezó a confiar más en ella y en sus posibilidades. Organizarse el tiempo y los deberes permite a los niños sentar las bases para llegar a ser personas autónomas el día de mañana. Cuanto antes aprendan a autorregularse mejor.

  1. Tener muy claro el fin último: disfrutar de la vida y ser feliz.

woman-768702_640

Muy a menudo Teresa se veía desbordada con las obligaciones diarias y solía estar de mal humor. Sentía que la vida la dirigía a ella y no al revés. Comprendió que necesitaba un cambio y con el tiempo aprendió que había algo muy importante que sí dependía de ella: sus pensamientos, su diálogo interior.

El pensamiento es previo a la emoción. Si tu cabeza se inunda de preocupaciones lo normal es que sientas agobio, malestar, descontrol e incluso indefensión. Teresa seguía teniendo que recoger a Hugo de karate y hacer un montón de cosas antes de irse a la cama, pero la actitud con la que hacía frente a todo esto era muy distinta. Lógicamente el impacto que tuvo en la familia fue muy positivo. Había empezado a tomar las riendas de su vida. Sentía que tenía más control y poder para afrontar los problemas que pudieran surgir.

Tenía claro su objetivo. Al fin era dueña de sus emociones.

Publicado en: Blog de Gomins, Colegio y Educación

Deja un comentario (0) →

Lucía y sus interminables deberes. Parte II: 5 pautas para afrontar los deberes con éxito

Por Sandra Méndez

Después de un intenso día de trabajo, Teresa coge el coche y mientras conduce de vuelta a casa le invaden un sinfín de pensamientos. Empieza a agobiarse. Está pensando en todas las cosas que le quedan por hacer antes de que el reloj marque las doce; recoger al pequeño Hugo de sus clases de karate, bañarle, preparar la cena y lo peor de todo: perseguir a Lucía para que haga los deberes del cole. Su profesora le ha puesto ya tres puntos negativos esta semana.

child-684604_640

¿Qué puede hacer Teresa para conseguir que Lucía cambie su actitud y comience a hacerse cargo de sus obligaciones? Las 5 pautas:

 

  1. Disponer de un lugar fijo para hacer los deberes. Lo ideal sería que Lucía tuviese su propio rincón de estudio (cómodo, tranquilo, bien iluminado, provisto de material escolar y de consulta y alejado de posibles distracciones, como la televisión, los videojuegos, el teléfono y otros miembros de la familia).
  2. Evitar convertir el momento de hacer los deberes en la regañina de cada día. No anticiparse y ofrecer a Lucía la necesidad de cambio. Darle la oportunidad para que salga de ella. Si no funciona, negociar objetivos marcando recompensas y castigos, sin reñirla ni levantar el tono de voz y ofreciéndole siempre la posibilidad de ayudarla si lo necesita.
  3. Establecer una hora de comienzo y otra de finalización. Es importante marcar los tiempos, asumiendo que existe un principio y un fin y que en ese periodo hay unos objetivos por cumplir. Conviene también hacer descansos de entre dos y diez minutos cada hora de estudio.
  1. Respetar la forma de trabajar de cada profesor sin protestar sobre la cantidad o calidad de los deberes. Si Lucía escucha a su madre quejarse porque no está de acuerdo con los deberes que manda su profesora, ¿qué probabilidades hay de que se los tome en serio y finalmente los haga? Confiemos en que ellos son los profesionales y saben lo que hacen y por qué lo hacen.
  2. Recomendarle empezar por la asignatura más difícil. Pasados 30 minutos Lucía habrá alcanzado su máximo rendimiento. De esta forma aumentamos la probabilidad de éxito en la tarea y disminuimos las probabilidades de que se frustre por no ser capaz de hacerlo, teniendo en cuenta que a la hora y media su rendimiento habrá disminuido notablemente. Conviene dejar las asignaturas más fáciles para el final o para los momentos de mayor cansancio.

Con estas pautas Teresa consiguió allanar el terreno sobre el que después Lucía caminaría primero en compañía y después sola. Descubre en el siguiente post las claves del éxito.

¿Por qué les funcionó?

Publicado en: Blog de Gomins, Colegio y Educación, Familia

Deja un comentario (0) →

Cómplices de su ilusión

Cómplices de su ilusión

Por Daniel Peña

¿Quién no ha estado horas mirando a ninguna parte deseando que ocurriera algo, algo que esperaba con todas sus fuerzas o sencillamente algo nuevo, desconocido pero que podría ser apasionante?

Probablemente al pensar en la ilusión a todos nos venga a la mente alguna imagen de nuestra infancia, de nuestros hijos esperando inquietos para empezar un juego, subirse a una atracción o abrir un regalo. Nos encantaría capturar esos momentos y hacer que duraran para siempre. Pero con el tiempo, se vuelven esquivos y frágiles, y en ocasiones se quedan enterrados entre cientos de experiencias complejas y artificiales.

ilusionniños

 
¿Cuando dejamos de sentirnos así? ¿Qué apaga ese brillo? Sin duda, el miedo, el miedo a la incertidumbre, a lo desconocido, a defraudar o no encajar en lo que los demás esperan de nosotros. Dejamos de creer en el futuro como una oportunidad y en nosotros mismos como las únicas personas con derecho pleno para juzgarnos. Cedemos el “carnet de juez” a los demás, dando por hecho que lo que deseamos, sentimos o pensamos ya no es válido sino encaja en sus expectativas.

Date un capricho hoy, ¡ya!, ¡ahora mismo! Deja de hacer lo que estás haciendo y mira a tu alrededor. Imagina todo lo que podrías hacer si de verdad lo importante fueras tú, si no tuvieras ninguna obligación de agradar o encajar en lo que los demás esperan. Mira unos minutos por la ventana e imagina como sería tu vida si cada mañana se repartieran de nuevo las cartas, y tuvieras la oportunidad de volver a empezar con cartas nuevas, con nuevas reglas y planes, ¿no sería genial? Esa leve sonrisa que se te ha escapado es la ilusión ¿te acordabas de ella?

Y si tienes hijos conviértete en cómplice de su ilusión. Esta parte de sus vidas solo va a ocurrir ahora. No habrá otros 3, 5 o 9 años. Si te lo propones puedes ser un amplificador de su ilusión. Hazles ver que casi nada es tan dramático como para vivir con miedo y que casi nadie es tan importante como para hipotecar nuestras vidas para evitar su decepción. La sencillez y la naturalidad de los niños son la antesala de la autenticidad y la seguridad de los adultos.

Mucho ánimo y que tengas un buen día.

Publicado en: Blog de Gomins, Familia

Deja un comentario (0) →

Y tus hijos, ¿han descubierto ya lo que esconden los libros?

Por Sandra Méndez

El que ha disfrutado teniendo un libro entre sus manos sabe que son mundos abiertos a la imaginación de quien los lee y que lo bueno es que cada persona los vive y siente de forma diferente. La pena es darse cuenta de sus innumerables ventajas cuando ya eres mayor y has perdido la oportunidad de volver a leer con la mentalidad creativa y sin límites de un niño los libros de tu infancia. Para evitar que esto ocurra, lo mejor es fomentar desde pequeños la pasión por la lectura, por los misterios y aventuras que muchos encierran.

¿Cómo? Aquí tienes 7 consejos:

  1. Léele desde bebé. No esperes a que sea capaz de leer solo para empezar a tomar contacto con los libros. Cuanto antes lo haga, mejor será su capacidad lingüística. Le servirá para ejercitar su cerebro y facilitar la adquisición del lenguaje.bebé con libro
  2. Establece un horario, una rutina. Dedícale un tiempo a la lectura y sé constante. La desorganización suele estar reñida con el hábito de leer. Ayúdale a organizar su tiempo y facilítale un espacio donde poder contar con su propia biblioteca.
  3. Busca el momento apropiado. No todas las situaciones son válidas sobre todo si buscas despertar su interés por la lectura. Resérvalo para momentos relajados en los que exista una buena predisposición.niño con libro
  4. Dale libertad para leer. Lo mejor es que pueda elegir libremente los temas que más le gustan. Si se los impones tú, lo convertirás en una obligación más y la lectura perderá todo su encanto y razón de ser. Puedes servir de guía y hacer sugerencias, pero no caigas en imposiciones. Procura tener una propuesta de libros amplia y variada.niño con libro1
  5. Infórmate. Existe un libro adecuado para cada edad, niño y momento personal. Si tienes dudas, pide consejo a profesionales, en el colegio o en librerías infantiles. Huye de los juicios de valor. Cómics, revistas o tebeos, lo importante es la calidad.
  6. Escúchale con atención y responde sus dudas. Tú descubrirás cuáles son sus gustos y él aprenderá que puede contar contigo. Muestra interés por aquello que lee y felicítale por sus logros.
  7. Contágiale. Tú eres el mejor modelo que podría tener, su mayor estímulo. Si te suele ver leyendo te recomiendo dejar algún libro a su alcance. Lo más probable es que acabe cogiéndolo voluntariamente.niña con libro

Ayúdale a hacer de la lectura una herramienta más de disfrute personal. En Gomins® encontrarás diferentes cuentos con los que poder entrenar sus competencias emocionales de una manera divertida. Jumbo, Sabina, Marty el glotón y muchos más os esperan. Cada Gomin le servirá para aprender algo nuevo y mientras podrás desarrollar su placer por leer.

¿A qué esperas? ¡Desafía ya su imaginación! Al fin y al cabo, leer es soñar despierto…

Publicado en: Blog de Gomins, Colegio y Educación, Familia

Deja un comentario (0) →

Las rabietas de Javier: Segunda parte

Las rabietas de Javier: Segunda parte

Por Sandra Méndez

¿Recordáis a Javier, el pequeño de la casa que tiene desesperados a sus padres porque en pocos meses sus rabietas, aparentemente injustificadas, han crecido más y más? Pues bien, después de haber comprendido que las rabietas forman parte del desarrollo evolutivo de los niños, llegó el momento de aprender una serie de pautas que convendría llevar a cabo cuando estas conductas dejan de ser algo normal para convertirse en un problema dentro del núcleo familiar.

rabieta niña

¿Qué deben hacer los padres de Javier? Las 5 claves:

  1. Ignorarle cuando tenga una rabieta. Si están en casa, lo mejor que pueden hacer antes de nada es decirle algo así como: “Javier, mientras te comportes de este modo no vamos a prestarte atención. Gritando y llorando no vas a lograr nada. Cuando consigas calmarte, volveremos a hacerte caso“. Cuando el mensaje esté claro, lo ideal será salir de la habitación en la que esté el pequeño Javier. Si la rabieta tiene lugar fuera de casa, tienen la opción de darle la espalda.
  2. Esperar a que se calme. Cuando perciban cualquier cambio en la intensidad de la rabieta (como disminuir su tono de voz, la frecuencia del llanto, etc.), lo ideal será que vuelvan con él y desvíen su atención hacia algo diferente o le sugieran jugar a un juego.
  3. Ser firmes, constantes y mostrarse serenos. Los dos deben responder por igual. Si uno cede, todo esto no servirá de nada.
  4. Ser el mejor ejemplo que Javier pueda tener. Cuando se sientan frustrados o enfadados, deberán controlarse y evitar perder los nervios delante suyo.
  5. Reforzarle cuando se porte bien, no solo diciéndoselo, sino prestándole más atención cuando obedezca y no tenga rabietas. Dirigir su atención hacia la conducta positiva de Javier en lugar de centrar sus esfuerzos en corregir lo que hace mal.

Y como muchas veces no basta con hacer cosas, sino que también es necesario NO hacer otras, en el siguiente post descubriremos lo que los padres de Javier no deben hacer si quieren que esta situación que tanto les angustia tenga los días contados. ¡No te lo pierdas!

Publicado en: Blog de Gomins, Familia, Inteligencia Emocional

Deja un comentario (0) →

4 planes para padres que buscan algo diferente esta Semana Santa

4 planes para padres que buscan algo diferente esta Semana Santa

Por Sandra Méndez

Ya sea en la playa o en la montaña, en el pueblo más pequeño o en la ciudad más grande, por la mañana o por la tarde, las vacaciones son el momento perfecto para sacar tiempo y hacer algo en familia. Con este post os proponemos 4 actividades para realizar en diferentes ambientes y momentos. ¡Planes para todos los gustos sin molestar a tu bolsillo!

Plan 1: La Tela de Araña

Para los que han decidido escapar de la rutina y la ciudad y se han decantado por la naturaleza, os recomendamos jugar a la Tela de Araña:

children-99507_640 (1)

  1. Construid una especie de laberinto o tela de araña con cuerdas, cintas o hilos, aprovechando árboles, postes, vallas y todo lo que tengáis alrededor.
  2. Contadle una historia para darle sentido al juego y motivarle aún más. Por ejemplo, plantéale que se ha quedado atrapado/a en una cueva y que la única salida se encuentra al otro lado de los hilos venenosos. Está a oscuras y no consigue ver nada, pero fuera hay alguien que puede ayudarle a salir.
  3. Explicadle las reglas del juego: una vez situado en medio del laberinto con los ojos tapados, deberá dejarse guiar por la persona de fuera mientras le da las instrucciones para salir de la cueva. Si toca los hilos, se envenenará.
  4. Tapadle los ojos con una tela o antifaz y colocadle en medio del laberinto. Dadle las instrucciones necesarias para encontrar la salida sin rozar los hilos. No hay prisa, se trata de que aprenda a escuchar, confíe en los demás y se deje ayudar.
 Plan 2: ¡A cocinar!

Para los que buscáis hacer algo típico de Semana Santa, os proponemos darle una alegría a vuestro paladar con algún dulce típico: pestiños, buñuelos de viento, huesos de santo o monas de pascua. Seguro que no será difícil encontrarlos en las pastelerías estas fechas, pero para aquellos que buscáis algo diferente y os gusta la originalidad, os animamos a que hagáis vosotros mismos una variante de uno de los platos más típicos de estas fiestas: torrijas con naranja y chocolate. Dicen que nada sabe mejor que algo preparado por uno mismo, ¡adelante entonces! Cuando tengáis las torrijas listas:

Torrijas_en_detalle

  1. Rallad la mitad de la piel de una naranja y reservadla. Exprimid una o dos naranjas y poned a calentar en un cazo el equivalente a media taza de zumo y una taza de azúcar blanco.
  2. Cuando el azúcar esté disuelto en el zumo, añadid dos cucharadas de miel y la ralladura de naranja. Removedlo bien con una cuchara de madera a fuego medio hasta que la mezcla empiece a espesar un poco.
  3. Apagad el fuego pero dejad el cazo sobre él para que el almíbar mantenga el calor. Coged las torrijas y bañadlas una a una en el almíbar de naranja por ambas caras. Después, dejadlas enfriar sobre una rejilla.
  4. Derretid 150 gramos de chocolate negro al baño maría o en el microondas. Ya solo os falta bañar de chocolate la mitad de cada torrija. Si sois especialmente golosos y queréis que haya chocolate por las dos caras, tendréis que esperar a que se solidifique para dar la vuelta a las torrijas. En la cocina hace falta mucho orden, por lo que será una actividad perfecta para entrenar su capacidad de planificación. ¡Ánimo y recordad que aquí está más que permitido eso de chuparse los dedos!
 Plan 3: Relax

Si lo que necesitáis es tener un momento de relax, aquí tenéis una actividad con la que seguro conseguiréis desconectar y bajar vuestras pulsaciones:

women-486826_640

  1. Acostaos boca arriba, poneos cómodos y relajaos. Respirad profundamente varias veces.
  2. Imaginaos que sostenéis una naranja en la mano derecha y la apretáis tan fuerte como podáis. Aguantad alrededor de cinco segundos. Sentid la tensión de vuestra mano y vuestro brazo. Mientras, respirad profundamente.
  3. Después, relajad vuestros músculos, como si dejaseis caer la naranja rápidamente mientras pensáis en la palabra relax.
  4. Repetid lo mismo con el brazo izquierdo. Si queréis comprobar su estado de relajación, podéis coger su brazo por la muñeca hacia arriba y dejarlo caer. Debe quedar suelto como si estuviera dormido/a (tened cuidado al soltarlo para que no se haga daño).
  5. Notaréis un ligero cosquilleo, incluso calor, en el brazo. Cuando terminéis, hacedle ver la importancia de aprender trucos para poder calmarse él/ella solo/a y tener así más recursos para afrontar situaciones difíciles.
 Plan 4: A divertirse con la carrera de caracoles

Y los que os habéis quedado en casa… ¡no creáis que esa es razón para no pasarlo en grande! Si eres de los que tiene un hijo terremoto que no para quieto y te gustaría que aprendiera a controlar sus impulsos, ¡esta actividad os vendrá de lujo! Se trata de La carrera de caracoles:

mother-345524_640

  1. El objetivo de la carrera es llegar en última posición, de manera que deberéis avanzar a cámara lenta, empleando movimientos sumamente lentos, pero sin dejar nunca de avanzar.
  2. Poneos detrás de una línea a la misma altura y fijad una meta. ¡Que comience la carrera!
  3. Ganará quien consiga moverse más lentamente sin detenerse y llegue en última posición.

Elegid la opción que más se ajuste a vuestras posibilidades durante estas mini vacaciones.

No hace falta buscar grandes planes, la clave está en disfrutar realmente del tiempo que compartís. Ellos te lo agradecerán ¡y tú te sentirás mejor!

Publicado en: Blog de Gomins, Planes y Actividades

Deja un comentario (0) →

Papá, ¡voy a endulzarte el día!

Papá, ¡voy a endulzarte el día!

Por Sandra Méndez

Si el armario de papá está lleno de pisapapeles de barro, marcos de fotos con macarrones y corbatas de plastilina, ¡llegó el momento de sorprenderle con algo diferente!

Aunque el día del padre está a la vuelta de la esquina, todavía estáis a tiempo de hacer este año algo diferente. Os retamos a preparar un rico desayuno con el que se le caerá la baba y puede que alguna que otra lagrimita: tortitas personalizadas con chocolate y fresas. ¡Seguro que a los peques les encanta mancharse las manos!

Pancakes_with_strawberries_and_cream

Con unos sencillos pasos, ellos mismos podrán preparar el plato. Sólo hace falta organización y mucha ilusión. Para empezar, hazle ver la importancia de comprobar si tenéis todos los ingredientes y materiales que vais a necesitar:

  • 3 cucharadas soperas de azúcar blanco
  • 2 tazas de harina de trigo
  • 2 huevos talla L
  • 2 cucharadas soperas de mantequilla o margarina
  • 1 vaso de leche
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de vainilla
  • Una pizca de sal
  • Chocolate al gusto (Nocilla, Nutella, sirope, etc.)
  • 3 o 4 fresas

Si os falta algo, tendréis que ir a comprarlo. Esto ya forma parte del plan, ¡el juego ha comenzado! Enséñale a planificarse con tiempo, para que no os pille el toro. Estimad aproximadamente lo que tardaréis en hacerlo, pensad cuándo vais a querer sorprenderle y, en función de ello, decidid cuándo os ponéis manos a la obra.

Cuando hayáis reunido todo lo necesario, seguid los siguientes pasos:

  1. Separad las claras de las yemas. Reservad ambas, pues las necesitaremos. Enséñale a batir las yemas junto con el azúcar hasta que queden blanquecinas. ¡Es el truco para que vuestras tortitas queden realmente esponjosas! Cuando acabéis, añadid la vainilla.
  2. Derretid la mantequilla o margarina en el microondas y echadlo en la mezcla anterior, junto con la leche.
  3. Juntad en un bol aparte la harina con la levadura. Después, incorporadlo a la mezcla tamizando bien. Pondrás a prueba su paciencia. ¡Todo un reto!
  4. Ahora toca recuperar las yemas que separamos al principio, para batirlas a punto de nieve. Explícale en qué consiste. Necesitaréis batirlas bien para introducir el aire necesario. La pizca de sal le dará mucho más cuerpo. Les parecerá magia ver cómo se aguanta por sí solo aunque pongamos el bol bocabajo, al pasar de líquido a sólido. Incorporadlo a la mezcla con movimientos suaves y envolventes.
  5. ¡Ya tenéis lista vuestra masa! Ahora, colocadla en una manga pastelera. Engrasad la sartén con un poco de mantequilla, esperad a que esté bien caliente y dibujad directamente sobre la sartén las letras que hayáis decidido para componer el mensaje para papá. Partid unas cuantas fresas en pequeños trozos y acompañadlo al gusto con vuestro chocolate preferido. Cuanto más lo personalicéis, ¡más le gustará! Anímale a ser creativo/a, podéis hacer letras, formas o figuras. La originalidad está servida.

Captura de pantalla 2015-03-11 a las 12.48.20

Ahora sólo os falta pensar cómo vais a entretenerle mientras lo estáis preparando para que no sea él quien os sorprenda a vosotros.

Este es sólo un pequeño ejemplo de cómo podéis aprovechar una situación cotidiana para entrenar a vuestros hijos en diferentes aspectos relacionados con la inteligencia emocional. Esta actividad le servirá para aprender a organizarse, a orientar su conducta en la consecución de objetivos y a tomar conciencia del valor del tiempo. Al fin y al cabo, la base para alcanzar una meta es la planificación.

Si os ha gustado este plan en familia, no necesitáis tener la excusa de un día como este para hacer algo agradable juntos. Con Gomins® encontrarás muchas más actividades con las que poder educar a tus hijos mientras os divertís.

padremolon

 

Publicado en: Blog de Gomins, Planes y Actividades

Deja un comentario (0) →

La técnica para enseñar a tus hijos a desarrollar nuevas conductas: El moldeamiento

La técnica para enseñar a tus hijos a desarrollar nuevas conductas: El moldeamiento

No te quedes sin ver las claves del moldeamiento para aplicar esta técnica con éxito. ¡En menos de 2 minutos te lo hemos contado!

 

El moldeamiento es un procedimiento en el que se refuerzan las aproximaciones sucesivas a una conducta meta. Para que el reforzamiento tenga lugar es necesario que se dé alguna conducta previa. Lo que conseguiréis con el reforzamiento será fortalecer la probabilidad de que la conducta reforzada tenga lugar. Primero empezaréis fortaleciendo aquellas conductas que más se asemejen a la que pretendéis conseguir. Después, iréis incrementando la exigencia progresivamente.

Para aplicarlo, debes seguir tres pasos:

1. Especificad una conducta meta. Ésta debe ser razonable y relevante para los intereses del niño/a. Negocia con tu hijo dónde queréis llegar.
2. Estableced un punto de partida o línea base. ¿Desde dónde partimos?, ¿qué sabe y qué no sabe hacer tu hijo/a en relación con la conducta objetivo?
3. Planificad las aproximaciones sucesivas, es decir, fragmentad la conducta meta en submetas. ¿En cuantos pasos dividiréis la conducta?, ¿cuánto tiempo dedicaréis a cada uno de ellos?

¡Ánimo! Tened en cuenta que las primeras etapas suelen ser más lentas por requerir más práctica que las siguientes, ya que el aprendizaje previo facilita el siguiente. Recordad que al principio el reforzamiento será más frecuente y el nivel de exigencia más bajo.

cropped-portada-redes22

Silvia Álava es autora de “Queremos Hijos Felices“, publicado por JdeJ Editores en 2014.

Publicado en: Blog de Gomins, Familia, Inteligencia Emocional

Deja un comentario (0) →

10 consejos para educar a niños en el optimismo

10 consejos para educar a niños en el optimismo

Por Silvia Álava

Hay niños que son especialmente negativos y pesimistas, es como si tuvieran un radar para detectar todas las cosas que no salen bien, todo lo malo o lo que no tienen, y se anticipan en negativo pensando que todo va a ir mal, de tal forma que no intentan las cosas porque siempre piensan que no van a ser capaces o les va a salir mal.

No son capaces de darse cuenta de su valía, y a la larga esto puede generar un problema de inseguridad personal y baja autoestima, además de impedirles ser felices, pues en ocasiones este tipo de pensamiento y de conductas les impide afrontar con éxito las situaciones de la vida cotidiana.

kid-m-571044-m

 

Cómo ayudar a los niños pesimistas:

Es fundamental que estos niños aprendan a enfrentarse a su negativismo y cuenten con técnicas y estrategias para superarlo. Se trata de que se hagan fuertes ante las contrariedades del día a día y que sean capaces de concentrarse en los aspectos positivos en vez focalizar y quedarse atrapados en los negativos.

Ante todo recordemos que nuestro propio ejemplo es la mejor forma de enseñarles cómo afrontar el día a día de forma positiva.

Diez consejos para conseguir que los niños sean optimistas:

  1. Analiza la situación. ¿En qué momento tu hijo tiene esa actitud pesimista? ¿Es una actitud constante, o es a la hora de realizar determinadas tareas que sabe que se le dan peor?
  2. Entrena con él aquella tareas que se le dan peor, eso le hará coger confianza en sí mismo.
  3. Empieza a trabajar desde el nivel que se encuentra el niño, pidiéndole cosas que sabemos que si que puede conseguir. Si el nivel de exigencia es demasiado alto, el niño se puede frustrar al saber que no lo va a conseguir, y favoreceremos sus pensamientos pesimistas.
  4. Trabaja la importancia del esfuerzo desde pequeño. Que sepa que ante las adversidades, la respuesta no es la queja ni verbalizaciones negativas como ‘no puedo’, ‘es que muy difícil’, ‘a mí no me sale’….
  5. Refuérzale mucho cuando algo le sale bien, que se sienta importante y orgulloso.
  6. Atiéndele también cuando no tiene una actitud pesimista, que vea que tiene más atención en positivo que en negativo.
  7. Cuando está muy bloqueado no es el momento de hablar con él ni de hacerle razonar. Es mejor esperar a que se le pase, pues por mucho que le intentamos que vea las cosas de forma positiva, primero necesita ‘desconectar’ antes de seguir con la tarea. Puedes leer más sobre el estrés aquí.
  8. Resalta sus cualidades, enumera o haz una lista con él de las cosas que se le dan bien, por pequeñas e insignificantes que parezcan tiene que aprender a valorarlas.
  9. Enseña al niño a aceptarse como es. Tenemos que aprender a querernos y aceptarnos como somos desde pequeños con nuestras limitaciones. No siempre se puede ser el mejor jugando al fútbol, o al baloncesto. Lo importante es esforzarse para hacer las cosas lo mejor posible.
  10. No olvidemos que la principal fuente de aprendizaje de los niños es el modelado. Los niños copian a sus adultos de referencia: sus padres. Seamos un modelo de superación ante las adversidades, no de negatividad.

chico-divertido-familia-otono-otono-nino-lindo-bebe_121-72740

Fuente original del texto: guiainfantil.com

Publicado en: Blog de Gomins, Familia, Inteligencia Emocional

Deja un comentario (0) →
Page 1 of 2 12