Gomins: Blog

Niño calmado, padres contentos

Niño calmado, padres contentos

Por Sandra Méndez

Los niños necesitan moverse, jugar y descargar energía. Sabemos que en esto son unos expertos natos, pero también necesitan calmarse, relajarse y descansar…. ¡y esto ya es otra historia! Muchos no saben cómo hacerlo y por eso hay que enseñarles.

¿Y si te dijera que es posible aprender a relajarse mediante juegos que promueven la tranquilidad y disminuyen el estrés y la ansiedad de los niños?

En Gomins® tenemos una misión dedicada precisamente a esto: Cómo enseñar a tu hijo a controlarse en momentos de tensión aprendiendo trucos que le ayudan a relajarse. El objetivo es que aprendan a afrontar y superar diferentes situaciones del día a día que les generan ansiedad, ira o rabia. Se trata de que aprendan a manejarlas por sí solos y que estas estrategias se conviertan en una herramienta que empleen de manera instintiva cuando lo necesiten.

boy-805280_640

¿Dónde está la trampa?, te preguntarás. No la hay. Lo que sí debes saber es que las técnicas de relajación requieren una gran dosis de práctica. Si quieres conseguir buenos resultados necesitarás dedicarles tiempo y perseverar, ¡pero no os desalentéis antes de empezar! Si decidís poneros a ello enseguida veréis lo útil que le resulta a vuestro hijo aprender a controlarse en diferentes situaciones. ¡Ánimo!

Para los que estéis interesados y queráis poneros manos a la obra, aquí os dejamos una actividad con la que ir abriendo boca: ¡Los masajes de plastilina!

plasticine-428298_640

  1. Haceos con plastilina de diferentes colores. Es conveniente que le supervises para evitar que se la lleve a la boca.
  2. Proponle jugar con ella, toquetearla, crear algo nuevo, ¡todo vale! Amasar, ablandar, separar trozos, volverlos a juntar, hacer bolas, palos, etc. Seguro que le gustará su tacto y ver que puede estirarla, aplastarla o romperla con facilidad.
  3. Haz hincapié en que el objetivo es relajarse. Pídele que se concentre en las sensaciones que experimenta mientras amasa la plastilina. Pregúntale cómo se siente.
  4. Si consigue calmarse y está tranquilo haced que lo asocie con la actividad que está llevando a cabo explicándole que cuando estamos nerviosos o tensos podemos utilizar trucos (como amasar plastilina) para calmarnos. Se trata de buscar aquello que nos relaje más en momentos de estrés.
  5. Cuando consiga relajarse felicitadle por lo bien que lo ha hecho.

¿Y si no sale bien? Proponle hacer formas, juega con él y si no está calmado, buscad otro momento en el que sí lo esté. Utilizar música relajante puede ser una buena idea al principio.

Prueba durante el fin de semana o un día de lluvia en los que salir a la calle parece misión imposible. ¡Será un plan perfecto para pasar un buen rato!

Si quieres ir más allá y conocer más actividades como ésta, ¡descárgate Gomins® y entrénale con súper poderes para la vida real!

Compartir / ShareTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Posted in: Blog de Gomins, Familia, Planes y Actividades

Leave a Comment (0) ↓